Del Editor

… "Amo así este cráneo en su ceniza, como al mundo / En cuyos fríos parques la eternidad es el mismo / Hombre de mármol que vela en una estatua / O que se tiende, oscuro y sin amor, sobre la yerba. “Parque para un hombre dormido”. 13 nudos en la espuma. JORGE EDUARDO EIELSON "

T

Del Editor

"Amo así este cráneo en su ceniza, como al mundo / En cuyos fríos parques la eternidad es el mismo / Hombre de mármol que vela en una estatua / O que se tiende, oscuro y sin amor, sobre la yerba. “Parque para un hombre dormido”. 13 nudos en la espuma. JORGE EDUARDO EIELSON "

Del Editor

"Amo así este cráneo en su ceniza, como al mundo / En cuyos fríos parques la eternidad es el mismo / Hombre de mármol que vela en una estatua / O que se tiende, oscuro y sin amor, sobre la yerba. “Parque para un hombre dormido”. 13 nudos en la espuma. JORGE EDUARDO EIELSON "

Del Editor

"Amo así este cráneo en su ceniza, como al mundo / En cuyos fríos parques la eternidad es el mismo / Hombre de mármol que vela en una estatua / O que se tiende, oscuro y sin amor, sobre la yerba. “Parque para un hombre dormido”. 13 nudos en la espuma. JORGE EDUARDO EIELSON "

Del Editor

"Amo así este cráneo en su ceniza, como al mundo / En cuyos fríos parques la eternidad es el mismo / Hombre de mármol que vela en una estatua / O que se tiende, oscuro y sin amor, sobre la yerba. “Parque para un hombre dormido”. 13 nudos en la espuma. JORGE EDUARDO EIELSON "

martes, 29 de julio de 2014

Canto de despedida 2 por Catalina Bustamante PARA MARIA TERESA CHUMPITASI

Unto mi cuerpo en años
acopio vida
entre el Río de la Plata
y la Colonia de Sacramento

Como te digo
yo
recolecto mis días
evadiendo al cansancio
Y tú
ya me contaron
que la vida
              mezquina   
te arranca los minutos
y se va de a poquitos
de tus venas
                     
Los poemas
te danzan en torno de la lengua
enredando metáforas
De rato en rato
cada vez más seguido
                      dicen
te amenaza el silencio
mientras yo me deslizo
recordando a Alfonsina
y su estela en el Mar

Hay espacios que  duelen
distancias inmoladas que apabullan

Tu te mueres poeta
mientras yo
cicatera
atesoro en el aire
los altibajos
que mi tiempo de otoño suele darme
                                                 Abril 2010


Canción Nº 2 por Catalina Bustamante A María Teresa Chumpitasi

María Teresa
en esta  hora suma
en que el silencio anuncia la partida
en que todas la vías pierden rumbo
y el vagón de tu tiempo descarrila
es urgente que sepas
que si tomas el tren
                    ese que te apresura
tu valija
tu casa caracol
se han de quedar conmigo
para no estarme sola
para no estarme triste
para no estarme muda


viernes, 25 de julio de 2014

SOY... ESTOY... MEDIO por Ernesto Kahan © mayo, 2014

Fragmentado argentino,
de mis tiempos mozos y escapado.
Sujeto y casi israelí,
de mis tiempos de hoy sin el "touch" ¡El siempre autóctono donaire!
Medio poeta, medio doctor,
    de mis tiempos mezclados liosos.
Casi judío,
       de mis tiempos sin religión - y ya van todos – y los sellos.
Poco más o menos esposado,
    de mis tiempos naturales.
A ojo: Padre,
    de mis tiempos en linaje.
y con los zapatos sin acordonar, con sombrero y anteojos oscuros, escribo este medio poema sin principio y cerca del fin, medio contento, medio optimista, medio volando, medio en el agua, medio observando, medio ayer festejado con medallas y mañana cuestionando, medio pensando, medio de día, medio en la ruleta de las células del bien y del mal, medio entero después de haber comido medio limón ácido y medio estrujado, medio meditando en la meditación, medio caminando por el medio camino de la historia hacia el medio del todo y la nada, medio despierto...

martes, 22 de julio de 2014

"Follaje de Otoño" por Adrián S. Alibi. 20 de Mayo 2014

"Y si me anudo los dedos, me anudo los brazos (estos que mueren por abrazar)…me anudo todo,
Todo lo que pudiera estrechar, abrazar y aferrar y evitar el temor de volverme en dos, de
Romperme en dos y sentir en dos todo esto que se derrama de a pocos."
"Mi garganta esta anudada, amarrada, acallada con palabras indigeribles
Mis manos libres se alocan...Bailan… Flotan!!
Escriben y escriben y escriben....
Dibujan pasión, dibujan placer, dibujan amor.
Mi boca es la tumba súbita del niño de seda que no salió a luz
Y sucede que oigo a la noche llorar en mis huesos. Su lágrima inmensa delira
y grita que algo se fue para siempre.
Algo que alguna vez volveré a ser."
"Miente el viento en su aroma, Falsos recuerdos de tu piel
Miente el sol en su calor, no es tu abrazo de fuego y amor
Miente la dulce fruta, al igualar de tus labios la miel
Miente la vida, miente el corazón, miente el dolor...
Y miento yo, al querer vivir sin tu candor."

Mirarnos por Ana María Intili

Mirarte mirarme
cruzar los dedos como cábala
oír tus palabras
oírlas en silencio
guardar en la memoria
escuchar la caja negra
mirarnos
mirarnos y olvidarlo
Para eso vivimos

viernes, 18 de julio de 2014

FRANJA DE SANGRE por Lilian Viacava

El llanto de los niños no cesa
en la garganta de la oscuridad.
El llanto sigue su canto inconsolable
ante el drama de la guerra...
 
Las bombas resuenan a la distancia
con su música cerca del miedo
y el canto de los indefensos...
La codicia de los poderosos no cesa
escondida tras la máscara del poder.
 
Las madres cobijan en su seno el dolor
inconsolable por sus hijos indefensos
ante las atrocidades del combate...
Una franja de sangre y horror separa
a los hombres...
 
Todos luchan sin amor por sus derechos...
¿Donde está la Justicia y la Paz?
¿Donde?
 
Nacerá otro día en que los justos buscarán
el nombre de Dios...
Los niños sonreirán ante el resplandor de la Paz
y el silencio de la guerra...
 
El hombre clamará por justicia sin dolor ni muerte...
Reinará la Paz en el Planeta para todos los hombres.
Será el día en que la injusticia será vencida
en nombre del amor de los unos por los otros.
El bien reinará y vencerá la Paz
 
 
By Lilian Viacava Dama de la Poesía Copyright

martes, 15 de julio de 2014

El boxeador por Hildebrando Pérez Grande


Náufrago de ti mismo, perdido
Entre los frutos del mar
Y aquel alfabeto que no entiendes,
No sales de tu asombro
Ni de las olas
Que te arrastran más y más y aún más.
Y bebes la última copa de vino,
El beso feroz del tiempo:
Esa fugaz eternidad
Que empiezas a contar como un boxeador
Herido en la lona
Donde relampagueas como un carbón
Húmedo, tratando
De no extinguirte, esperando
Con rabia mal disimulada
La cuenta de 7, 8, 9,
10, ¡fuera! ante el aplauso
Canalla del olvido.
 

LAS JAULAS Y LOS PÁJAROS por Luis La Hoz

Cómo no ser dueño de nada ni de nadie.
Cómo abrir esta jaula y dejar libres los pájaros.
Pro vita sua.
 
Digo lo del griego: “Yo fui un muchacho
y su muchacha, un pez torpe en la corriente”.
 
Digo ahora: Es difícil rescatar antiguos versos,
lejanas sensaciones que hoy no corresponden
al movimiento de mi mano.
 
Se trata quizá de ordenar viejos datos,
diamantes guardados en la memoria,
notas acerca de alguien que fue torpe y dulce
y torpe una vez más.
 
Creo que esto es la Poesía. Libres los pájaros,
absueltas las equivocaciones y las culpas,
limpia por fin el alma. Pro vita sua.

viernes, 11 de julio de 2014

Pequeña Luz por Ernesto lobo


Como un ciego errante enfrento la noche como el día
Me prendo de las luces como de las sombras
Voy a tientas corriendo sin mirar si hay futuro
Cruzo y cruzaré cuantas verjas hayas levantado
Serán celestes y no blancas
Lo conversamos la otra noche mientras lanzabas tus últimas frases
A un viento helado en donde quedaron
Pegadas a las estrellas por el infinito eterno de un instante
El hielo era de azul intenso enlazando cada letra
Fue imposible decirte que no… entonces callé
Para enfrentar la noche como si fuera día
La luz matinal como el oscuro resplandor de la medianoche
Te dije que iría de frente contra los muros sabiendo que eran pequeñas
Verjas de madera que al filo del jardín fijaron
Nuestra distancia y todos los límites
No recuerdo haber reído
No recuerdo haber cantado
No recuerdo nada
Salí a trompicones con toda la prisa golpeando sobre el hombro
Iba cual iluminado tras unas huellas
A sabiendas que no eran tuyas
Igual seguí un inmenso tramo hasta caer dormido
Entre piedras y cactus
Desde entonces te miro y espero y hablo sabiendo
Que ríes escuchas y callas
Qué larga melancolía me envuelve al mirarte al trasluz de estos
Recuerdos en donde por siempre
He de perderme pequeña luz…
 

 

En “Ignoto” (2014)

martes, 8 de julio de 2014

Humildad, silencio, sabiduría por Susan Roberts

El rayo de luz
emana inconsciente
penetra las naciones
busca paz con la violencia
Ignora pequeña gente tierra adentro
en el minúsculo cobijo de raíces
niños de ausencia
sin nido ni pan
en la grave motivación
llamada guerra
Guerra de relaciones y de pares
En la estocada de la vida
¿A dónde irán sin palabras
que llenen sus preguntas y silencios?
Madre ¿dónde estás?
Pueblo mío ¿dónde has ido?
La luz es muy azul
Para entender mi paraíso
Niño madre luz
Pueblo entero en tiranía
¿Dónde está la Paz
Entre los hijos de los hijos
Confundidos
Que hoy dormitan
Buscando el equilibrio
Amor y paz y mucho más
En sembradío
Desde la estela taciturna de estos gritos
Luz que entraste en las naciones
enciende los faroles
De estos pasos con los niños
La palabra evacuando el fuego
Los temblores del infierno
Ya que vengan las palabras
Sean blandas y sea vuestra
Llegue plena la bondad de esos hombres
Que dicen que no hay pena
Sean sencillas las formas de estos tiempos
Fuerza en la humildad, silencio, sabiduría.
 
copyright-Susana Roberts-Marzo 20-2014