Del Editor

… "He vuelto lentamente, /(Un poco de sueño/es siempre necesario/aunque sea corto como/el silencio de las/enredaderas). Por cada pueblo que pasaba/de regreso,/veía que sus puertas/estaban abiertas/para mí,/que sus techos eran míos,/que sus campos,/sus oídos,/todo me pertenecía. JAVIER HERAUD. “El viaje del descanso” poema 6."

T

Del Editor

"He vuelto lentamente, /(Un poco de sueño/es siempre necesario/aunque sea corto como/el silencio de las/enredaderas). Por cada pueblo que pasaba/de regreso,/veía que sus puertas/estaban abiertas/para mí,/que sus techos eran míos,/que sus campos,/sus oídos,/todo me pertenecía. JAVIER HERAUD. “El viaje del descanso” poema 6."

Del Editor

"He vuelto lentamente, /(Un poco de sueño/es siempre necesario/aunque sea corto como/el silencio de las/enredaderas). Por cada pueblo que pasaba/de regreso,/veía que sus puertas/estaban abiertas/para mí,/que sus techos eran míos,/que sus campos,/sus oídos,/todo me pertenecía. JAVIER HERAUD. “El viaje del descanso” poema 6."

Del Editor

"He vuelto lentamente, /(Un poco de sueño/es siempre necesario/aunque sea corto como/el silencio de las/enredaderas). Por cada pueblo que pasaba/de regreso,/veía que sus puertas/estaban abiertas/para mí,/que sus techos eran míos,/que sus campos,/sus oídos,/todo me pertenecía. JAVIER HERAUD. “El viaje del descanso” poema 6."

Del Editor

"He vuelto lentamente, /(Un poco de sueño/es siempre necesario/aunque sea corto como/el silencio de las/enredaderas). Por cada pueblo que pasaba/de regreso,/veía que sus puertas/estaban abiertas/para mí,/que sus techos eran míos,/que sus campos,/sus oídos,/todo me pertenecía. JAVIER HERAUD. “El viaje del descanso” poema 6."

lunes, 30 de mayo de 2016

CARTA A JOSÉ MARÍA II por ROSINA VALCARCEL


Diviso en tu mirada la nostalgia antigua
Tus cejas pobladas por aves sepias
Viniendo de adentro
Esa lanza de acero clavada en tu corazón
Aquellas cucardas de la colina
Es la soledad natural de la existencia
La bruma del verano silbando implacable
Guerrero al fin, elegiste tu reino en las alturas
Florecido por un ramito de retamas
Y nos hundió tu dolor invisible
Las lágrimas de las hazañas 
El horizonte libre
La tierra tuya es nuestra
¿Por qué José María?


(Cortesía: Urpi Rosa Trinidad)



jueves, 26 de mayo de 2016

CARTA A JOSÉ MARÍA por ROSINA VALCARCEL


Gracias, guitarra, esta tarde sin cuerdas 
¿Ocultas la melodía del horizonte?
¿El silbo añil del viento?
El silencio hecho de diez espadas y una soga
Sin esa campana que tañe sin cesar
Ni aquel amor que besa la tierra y oculta tu nombre
El tiempo cae como una botella azul
Gira y desciende entre los mitos
Vacío y cruel
José María nos dueles, nos muerdes
Porque venimos de abajo
Porque venimos de abajo
Pasajeros del mismo color
Que nacen, crecen un poco desde lo alto
Detrás de la Luna con el corazón abierto


lunes, 23 de mayo de 2016

Muchacha con aro de perla por Irene Mercedes Aguirre


Reflejos en diálogo
Homenaje a Vermeer de Delft

En la tabla , de pronto,  se avizora
un reflejo plateado ,  inesperado,
y unos ojos inquietos, asombrados,
nos susurran   misterios del otrora.

La pupila en su iris rememora
el topacio del tiempo,  que acompaña
nuestra vida presente  ¡La artimaña
de existencia pictórica que aflora!

Luz en trío que juega en nuestros ojos,
en la joven pupila sorprendida,
en el labio carnoso a puros rojos… .

Es Juvencia encarnada ,  revivida
al conjuro maestro y los antojos
del pintor  ¡Luz de perla amanecida!


jueves, 19 de mayo de 2016

OTRA VEZ YO por Ernesto Lobo


Voy maldiciendo con una sonrisa a flor de piel
Me digo que las riadas no han de caer
Que el frío dejará vivas las parras
Que las nubes disipadas mostrarán un rastro de luz
Y entre baladas sueltas cruzo el dintel
Con las manos arrugadas asidas a la solapa
El bastón golpeando la acera
Remeda el ronronear del tranvía
Qué fresco se siente el aire
El sombrero si apenas se mece a contraviento
Las manos me saludan desde lo lejos
Cuando avanzo a paso lento
Sintiendo un berrear de bestias
Que no cesará la mañana toda
Aun así con esta  mueca por sonrisa
Saludo a la doña
A dos peatones
Piso la cola al gato y sigo por la avenida
Con un diario de sobaquillo y tres reales en la cartera
Me siento bien hoy
Muy bien señor
Mañana tentaré otra calle
Otros rostros
Una forma distinta de ser el mismo…


lunes, 16 de mayo de 2016

HIJO ACEPTO TU ADIÓS por Silvia Elena Vernengo Prack

 Pero solo hasta que nos una en un abrazo
 La distancia generacional que hoy nos separa
 Mientras te pido
 Admires los hilos de plata que coronan mi cabeza
 Percibas los surcos de mi rostro son espejos de risas y llantos
 Escuches el jadear de mis pasos que corren tras tus quimeras
(Sin mezclarme con ellas aunque me diviertan)
 Eres vida de mi vida y debo dejarte partir
 Pero corre, porque hay más tiempo que vida
 Y la mía necesita que tú, le des cuerda.
 Es grande mi dolor
 Pero mayores son las alas con que quise concebirte

silviavernengo@gmail.com

Del libro las Cartas de Doña Rosa





jueves, 12 de mayo de 2016

Donde acontece el mundo por Taté GR


Siempre es afuera
donde acontece 
el mundo…
Donde las flores
buscan el sol
de la mañana, 
la suave lluvia
resbala por las ventanas
y el viento fisgonea
entre las ramas…
Es afuera,
donde las huellas
de los hombres
se pierden con el agua,
donde se extiende
el mar, libre, salvaje,
sin capitán que lo ate…
Un mar sarcástico
para nosotros
los mortales…
Es afuera
donde acontece
el mundo,
donde todo rueda
al compás
de quien lo baile... 
Dentro,
sólo queda,
la inocencia 
mirando quieta,
  tras los cristales...
...Sin espejismos…




lunes, 9 de mayo de 2016

QUEBRADO POEMA DE AMOR HERIDO III por Jesús Cánovas Martínez



Para todos los niños desheredados del mundo.
LOS TRES DESENLACES ALTERNATIVOS
PRIMER DESENLACE
La inteligencia pura
bien que lo prescribe:
no sentimentalismos.

Los ciegos números
son así, rentas, cuotas,
intereses de los bancos.

La inteligencia pura
no entiende de sentimentalismos,
ni la bolsa, ni la banca.

SEGUNDO DESENLACE

Descalzo en el sol
aún mi recuerdo pervive.

Soñolencia, tiempo…
Tú te has ido.
Para siempre, es mucho;
lejano el camino…

TERCER DESENLACE

Estoy cansado;
no puedo ir ni me atrevo.

Tan cansado estoy
que no sé si iré.
Pero sé que vendrás,
amarilla,
una tarde de Otoño;
una tarde de Otoño
gris y con lluvia…

Una tarde de Otoño
tú vendrás sin palabras
y yo me iré contigo
cogido de tu mano.

                    La luz herida. Cuadernos Espartaria
                    Todos los derechos reservados



viernes, 6 de mayo de 2016

QUEBRADO POEMA DE AMOR HERIDO II por Jesús Cánovas Martínez




Para todos los niños desheredados del mundo.

EL PARÉNTESIS
( No tenías culpa,
  no supiste apenas
  – caída entre las moscas
  que te devoran –,
  el último porqué de tu existencia.

  Por qué el dolor y el hambre
  de tu menuda figura.

  No supiste,
  no supiste nada.)

CUARTO TIEMPO

Ahogado el silencio
en mi garganta, grito.

Heridas están mis manos.

Deshiladas esferas,
cambiantes luces.

Simulacros del orden rozan
verosímiles ausencias
de las rosas.

De cualquier rosa.

La luz herida. Cuadernos Espartaria
                    Todos los derechos reservados

                    Jesús Cánovas Martínez©