Del Editor

… "Amo así este cráneo en su ceniza, como al mundo / En cuyos fríos parques la eternidad es el mismo / Hombre de mármol que vela en una estatua / O que se tiende, oscuro y sin amor, sobre la yerba. “Parque para un hombre dormido”. 13 nudos en la espuma. JORGE EDUARDO EIELSON "

T

Del Editor

"Amo así este cráneo en su ceniza, como al mundo / En cuyos fríos parques la eternidad es el mismo / Hombre de mármol que vela en una estatua / O que se tiende, oscuro y sin amor, sobre la yerba. “Parque para un hombre dormido”. 13 nudos en la espuma. JORGE EDUARDO EIELSON "

Del Editor

"Amo así este cráneo en su ceniza, como al mundo / En cuyos fríos parques la eternidad es el mismo / Hombre de mármol que vela en una estatua / O que se tiende, oscuro y sin amor, sobre la yerba. “Parque para un hombre dormido”. 13 nudos en la espuma. JORGE EDUARDO EIELSON "

Del Editor

"Amo así este cráneo en su ceniza, como al mundo / En cuyos fríos parques la eternidad es el mismo / Hombre de mármol que vela en una estatua / O que se tiende, oscuro y sin amor, sobre la yerba. “Parque para un hombre dormido”. 13 nudos en la espuma. JORGE EDUARDO EIELSON "

Del Editor

"Amo así este cráneo en su ceniza, como al mundo / En cuyos fríos parques la eternidad es el mismo / Hombre de mármol que vela en una estatua / O que se tiende, oscuro y sin amor, sobre la yerba. “Parque para un hombre dormido”. 13 nudos en la espuma. JORGE EDUARDO EIELSON "

martes, 24 de septiembre de 2013

Preguntas Prohibidas por Bruno Podestá A.


y si dijeras ¡basta!
 
si ese instante
 
hubiese llegado?
 
consumido el sol
 
el pan nuestro
 
los abrazos tan humanos
 
la felicidad misma
 
frágil miel
 
de esquivo andar?
 

Puebla y repuebla por Irene Mercedes Aguirre


Siempre existe un lugar, allí, escondido.
Un reconocimiento reiterado
de que es posible TODO, si queremos,
 
Como un retorcimiento de la entraña
que se niega a admitir  ya nada vale”,
que bulle y se restriega con lo bueno.
 
Siempre existe un lugar, Alto, posible,
que arranca la cortina de pesares
y  late, con su fuego titilante,
 
cercando, arrinconando lo nefasto,
sedando los momentos dolorosos,
brindando su esperanza, infatigable.
 
Siempre existe un lugar, propio del hombre,
cavado con las uñas y los siglos,
atesorando esfuerzo de las almas,
 
lo hacemos cada vez, y lo borramos.
Perpetuo renacer ¡Puebla y repuebla
de nuestro propio ser,  que busca el ALBA!
 

martes, 17 de septiembre de 2013

Recuerdos…por Aztiram Somar


Tiempos idos que no volverán…
 
Mirando por la ventana viejas callejas
Tu recuerdo yace en cada hoja de los árboles,
En las aves que surcan los cielos y temerosas descienden a posarse en la tierra                       como mis propios recuerdos…
 
¿Te acuerdas?
Cómo poder olvidar cada milésima de segundo vividos
Dulcemente, como nuestras largas charlas
El calor de nuestros cuerpos amándose fieramente…
 
Amargura  por esas locuras que dejaron profundas huellas  dolor
Tristeza                 por esos momentos que no volverán…
 
Tantas cosas por decir
Recuerdos vienen a mi mente…
 
Quiero recordarte como lo más maravilloso que me pudo suceder…

DESPERTAR por Andrés Pereyra


Caminar errante, concierto de pasos
Caminar sin rumbo, ni tiempo, ni distancias
Ávido de rostros, de cuerpos, de imágenes
Sediento de un alma, sediento de vida
 
Cruzo calles vacías, sembradas de olvido
Y entre los despojos y las hojas muertas
Y entre las estrellas, celosas del día
Trato siempre en vano de hallar el camino
Que perdí una noche en pos de mis pasos
 
Cuando llega el día y acallan las mentes
Cuando usurpa el Sol la claridad de la Luna
Sólo entonces gente, vacía, sin tiempo
Sólo entonces niños de pálidos rostros
Sólo entonces vuelvo al inválido mundo
Que desprecia el alma, que desprecia el cuerpo
 
Con aquellos seres, bastardos, profanos
Con aquellas madres de vientres cegados
Con aquellos niños de alegrías muertas
Comparto la vida, comparto el camino
Comparto la fiebre de la madrugada.

viernes, 13 de septiembre de 2013

Niños sin nombre Por Ernesto Kahan ©Setiembre 9, 2014


Os equivocasteis al nacer, tan lejos de la "bolsa"
y tan cerca de lo que dicen –un lugar de la periferia.
Ya os llegó la muerte, por gas, envenenados,
ya hay barcos de guerra en la mar,
y hasta quieren cerrar las puertas.
Unos de los de un lado, los otros del contrario.
Pactos de geo-poder,
dicen, por la hegemonía;
Dicen, por asuntos de lealtad;
Dicen… y no dicen…, unos por decir;
Otros…, mejor para no hablar.
Yo escribiré un poema,
mi vecino va a rezar
otro dará una conferencia,
algo magistral…
-bueno, si lo permite su agenda-
Pero por vuestra tumba sin nombre,
nadie se jugará;
Os lo dije –hay problemas en la bolsa,
petróleo, armas, pacto regional, Rusia, Irán
la Europa de aquí, la Europa de allá,
los jeques, los cuidadores de Alá
los de aquí y los de allá,
los del imperio americano,
los cientos de analistas
y tantos dioses, cada uno
único por cierto,
de las humanas religiones.
Sin nombre florecisteis, niños.
Mañana no os van a recordar.
Habrá otros titulares,
otros poemas
y otras hablas – platicas y demás
Hoy pienso en Emma Goldman y en John Reed,
sus ideales y desengaños,
pienso en César Vallejo
y en Walt Whitman, "el viejo".
Hoy voy a pedir perdón por haber nacido
y voy a ir al acuario
a aprender a nadar con los habitantes del agua,
a comer, amar y procrear
a no tener gobierno
a no tener honor ni propiedad…
Pienso,
niños de Siria, envenenados con gas,
niños de Auschwitz, ceniza y también gas,
niños del hambre, en final, atrapados
niños sin nombre, esclavos,
niños sin sol, refugiados;
niños, debisteis ser oriundos de algún otro lugar.

martes, 10 de septiembre de 2013

VÍA FÉRREA por Luis Yerovi


 
Mi infancia es un bello tren
que se anuncia desde lejos,
con su silbato de sierra
y vagones de otros días,
otras voces,
otras risas,
que pasan ante mi puerta
con sus sombreros de fiesta,
con sus ropajes sin tiempo.
 
Mi infancia viene y se aleja
con su sonaja de rieles.
 
Yo soy el niño que observa
yo soy el niño que aguarda.
Yo soy el riel
por el que ella regresa.