lunes, 6 de marzo de 2017

Llegas como el amanecer por Ida Luz Solís Madrid


Llegas poco a poco
como el amanecer,
ocupando mi cuarto
llenándolo profundamente de luz

Vienes tan sigilosamente
que ni siquiera te siento

Seguro aprovechas el atardecer
para acercarte y esperarme
sin que me dé cuenta

Utilizas  los cielos, la brisa
 y los colores del ocaso
para venir sin darme tiempo a nada

Vienes y te asomas entre  libros
coges  mis lapiceros, mis manos
y como a una niña me haces escribir
me soplas ideas y mensajes
que solo podrían venir de ti

Llegas con el agua de la lluvia lenta
y aprovechas su danza, su música, su elenco
para entrar a mi cuarto antes de que cierre la puerta
Vienes con la luz del día que amanece
Te acercas tocando y encendiendo mi cuerpo
mi corazón y las ventanas de mi vida

Cuando ya había sucumbido a la enfermedad
 firmado mi rendición , y capitulado
cuando estaba a punto de quemarlo todo
mis cuadros, mis poemas

Tenía ya  la notificación de desalojo
y te apareces en silencio, como si nada

Llegas como si fuera ayer, discreto
 y con  facilidad ordenas todo de nuevo
(conoces cada lugar)

Devuelves a su lugar lo que había empacado
comienzas a pintar mi casa otra vez con este color rojo
como este ocaso de esperanza

Llegas y  sorprendida aun
 no sé cómo hablarte, que decir
estas aquí y no sé cómo atenderte
que darte,
que servirte
 como serte  agradecida

Estas aquí, y solo atino a rezarte despacito
despacito
para alargar el tiempo
y tú te quedes

0 comentarios :

Publicar un comentario