Del Editor

… "He vuelto lentamente, /(Un poco de sueño/es siempre necesario/aunque sea corto como/el silencio de las/enredaderas). Por cada pueblo que pasaba/de regreso,/veía que sus puertas/estaban abiertas/para mí,/que sus techos eran míos,/que sus campos,/sus oídos,/todo me pertenecía. JAVIER HERAUD. “El viaje del descanso” poema 6."

T

Del Editor

"He vuelto lentamente, /(Un poco de sueño/es siempre necesario/aunque sea corto como/el silencio de las/enredaderas). Por cada pueblo que pasaba/de regreso,/veía que sus puertas/estaban abiertas/para mí,/que sus techos eran míos,/que sus campos,/sus oídos,/todo me pertenecía. JAVIER HERAUD. “El viaje del descanso” poema 6."

Del Editor

"He vuelto lentamente, /(Un poco de sueño/es siempre necesario/aunque sea corto como/el silencio de las/enredaderas). Por cada pueblo que pasaba/de regreso,/veía que sus puertas/estaban abiertas/para mí,/que sus techos eran míos,/que sus campos,/sus oídos,/todo me pertenecía. JAVIER HERAUD. “El viaje del descanso” poema 6."

Del Editor

"He vuelto lentamente, /(Un poco de sueño/es siempre necesario/aunque sea corto como/el silencio de las/enredaderas). Por cada pueblo que pasaba/de regreso,/veía que sus puertas/estaban abiertas/para mí,/que sus techos eran míos,/que sus campos,/sus oídos,/todo me pertenecía. JAVIER HERAUD. “El viaje del descanso” poema 6."

Del Editor

"He vuelto lentamente, /(Un poco de sueño/es siempre necesario/aunque sea corto como/el silencio de las/enredaderas). Por cada pueblo que pasaba/de regreso,/veía que sus puertas/estaban abiertas/para mí,/que sus techos eran míos,/que sus campos,/sus oídos,/todo me pertenecía. JAVIER HERAUD. “El viaje del descanso” poema 6."

jueves, 28 de julio de 2016

Levántate por Manuel Arduino




Asclepios curaba con lo sueños: despierta Lázaro,
La perla que quema un hipocampo
Mare vestrum ajenidad dulce ausencia
Todos los pastos cortados piedras y cabezas
Sinfonía macabra caminos perdidos
De la paz a la batalla anda Lázaro
Piedad con la injusticia canta otra vez el gallo
Bájate de la cruz presenta tus armas
No huyas al amanecer: ¡basta una palabra!
¡Lázaro! : nadie es profeta en Galilea
Las tribus de Egipto las aves del cielo
Si deseas vivir pervivir antorchar anda

lunes, 25 de julio de 2016

Caricias Por Virginia Isabel Berra Pupe


NAVEGUEMOS
EN EL MAR SERENO DE LOS SUEÑOS Y
 MECIENDONOS EN EL OLEAJE
NOS DEJAREMOS LLEVAR
POR EL VIENTO.


En “Caricias con las manos”


jueves, 21 de julio de 2016

Mariposas Dolorosas por Ernesto Valentín Sánchez



El tiempo transcurre inexorable.
Un solsticio de verano repetido
una docena de veces, tal vez,
desde que un alma desprendió de sí
una miríada de mariposas de amor
buscando éstas, un espacio vacío
en otra alma, lugar de vivencia.
Colisión, temblor;
aguas locas en crecido río
desbocado en consecuencias.
Dolor, salitral, sabor salino.
Desfases de circunstancias.
El lance de la saeta
y el blanco de destino
sumidos vibraban sin coincidencias;
en el éter quedó todo;
mariposas de amor, esperanzas, caminos…
El amor propone, la vida dispone.
Allá iría ella con su pescadora red
que atrapa mariposas que se fugan del alma
para volverlas a su lugar natal
o liberarlas en otra playa para calmar su sed.
Vida y tiempo campos infinitos son
para soltar de nuevo las mismas mariposas
sin tener que volverlas a atrapar.


lunes, 18 de julio de 2016

METAMORFOSIS INVERSA por Úrsula Alvarado


He descubierto que estoy en alguna fase de mi metamorfosis.
No sé en cual
Solo sé que voy cambiando
m u t a n d o
tal vez muy lentamente
demasiado para mi gusto.
En fin.
Cuando esta acabe seré oruga.

Mi metamorfosis es inversa.
Nací mariposa y poco a poco
he llorado mis colores hasta desgastarme
hasta arrancarme los vellos dorados de mi cuerpo
Se me han pegado – en vez-
muchas pajitas de los troncos que me han golpeado
y he terminado tal como ahora
algo escondida
cubriéndome del viento
tapándome con mis alas caídas

Mi metamorfosis es inversa
como el personaje de Kafka
que nació siendo brillante a la luz del día
y terminó ocultándose en sus propias sombras.

Así como él nací
en el océano del verso
y termino ahora escribiendo escupitajos
que muchas veces no sé qué son
pero que sin embargo me reflejan
como el espejo de mi melancolía
y sigo mutando, lo seguiré haciendo
hasta que luego
seguro
sólo yo entienda lo que escribo.



jueves, 14 de julio de 2016

Dejo que me crezcan raíces por Ida Luz Solís Madrid


Por ti, dejo que me crezcan raíces
estoy engordando, feliz y placentera
retozando como una yegua preñada
 en los campos de sol

Voy engordando mi vientre, mis huesos
mis espacios vacíos y solos antes de ti

Estoy como hembra que va a parir
preparando su lecho, arreglando su espacio cada día
inventando una parcela
 un pequeño terreno para recibirte

Estoy dedicada a verte crecer

Sentada,  permito  que entren
la luna y el sol a través de mi ventana

Por ti dejo que me crezcan raíces, y sin moverme, sin prisa
espero a la noche, y al día siguiente

Como media luna te siento en mi vientre
como frejolito dormido y húmedo
como pescadito te siento en mis aguas
como arañita prendida de mí
Y me recuesto en esta tierra mojada
extiendo mis brazos y piernas
quiero volverme surco, tierra buena para ti

Me tiendo bajo este cielo sin estrellas
sintonizo mejor mis pulsaciones, y sonidos
 para escucharte

Todo lo pongo en orden para ti

Para que  bailes, respetuosa me detengo
Para que te muevas tranquila
 como estrella en el firmamento,
o pececillo en el mar
disciplino mi aliento, reposo mi andar

Para que te apropies de mi savia me alimento
para que ancles en mí, dejo de caminar

Para que tú hables, callo mi voz
te acerco los pájaros que aún quedan
intento una canción especial

Como un ave embarazada que carga su vientre
 me encuentro
intentando día a día
tejerte un hogar.

Como una paloma henchida
recuesto mi humanidad
Como un haba germinada
me veo preñada,
llena de ti