Del Editor

… "Íbamos a vivir toda la vida juntos./ Íbamos a morir toda la muerte juntos./Adiós. No sé si sabes lo que quiere decir adiós. / Adiós quiere decir ya no mirarse nunca, / vivir entre otras gentes /reírse de otras cosas,/ morirse de otras penas. MANUEL SCORZA. Poema Serenata. "

T

Del Editor

"Íbamos a vivir toda la vida juntos./ Íbamos a morir toda la muerte juntos./Adiós. No sé si sabes lo que quiere decir adiós. / Adiós quiere decir ya no mirarse nunca, / vivir entre otras gentes /reírse de otras cosas,/ morirse de otras penas. MANUEL SCORZA. Poema Serenata. "

Del Editor

"Íbamos a vivir toda la vida juntos./ Íbamos a morir toda la muerte juntos./Adiós. No sé si sabes lo que quiere decir adiós. / Adiós quiere decir ya no mirarse nunca, / vivir entre otras gentes /reírse de otras cosas,/ morirse de otras penas. MANUEL SCORZA. Poema Serenata. "

Del Editor

"Íbamos a vivir toda la vida juntos./ Íbamos a morir toda la muerte juntos./Adiós. No sé si sabes lo que quiere decir adiós. / Adiós quiere decir ya no mirarse nunca, / vivir entre otras gentes /reírse de otras cosas,/ morirse de otras penas. MANUEL SCORZA. Poema Serenata. "

Del Editor

"Íbamos a vivir toda la vida juntos./ Íbamos a morir toda la muerte juntos./Adiós. No sé si sabes lo que quiere decir adiós. / Adiós quiere decir ya no mirarse nunca, / vivir entre otras gentes /reírse de otras cosas,/ morirse de otras penas. MANUEL SCORZA. Poema Serenata. "

jueves, 22 de octubre de 2020

EL VALLE por ERNESTO LOBO

 

Entre tragos, trampas y malacates

sin sentirlo, perdí el rumbo

un insomne deambular cruzando franjas eriazas

por la sangrante irrealidad…

 

Los mil destellos de oro en filamentos 

se vencieron desde el sol negro al amanecer

atravesando desvergonzados

por entre los faldones de hojas de la arboleda…

 

Y ya en el pedregal

el fango

la pesadez                                                                                

recubriendo el alma…

 

La ría inundó el arrozal

de enjutos rostros, duros y dolidos…

 

Esa es tierra ajena gritaron desde la cerca…

 

Se transformó el valle en vil hoguera

al asalto de un trozo de piedra

una cuarta de tierra

una vil semilla u otra…

 

Las parcelas se partieron en negras columnas

humo denso

tierra extrema…

 

Allí ya quedan tres piedras

como el viento que gime cada mañana…

 

Allí el silbido de los cuerpos

torsos endurecidos y sangre…

 

Allí el recuerdo de cabalgaduras encinchadas

espuelas de plata y doblones de oro…

 

Allí tu rostro también

de rojos cabellos

intensos ojos puros…

 

Allí huesos y sangre

en un angosto valle

oscuro en sus recuerdos…

 

Tal vez la tierra cesó sus grietas

quizás el río recobró su cauce

puedo soñar con que también mis pasos

han calado la montaña

para alcanzar la última cumbre…








lunes, 19 de octubre de 2020

SANTOS VERA MI NOMBRE por ELDI TORO

 Brujo blanco me dicen

Encantos de mi Túcume / algarrobos

                        Vamos caminando

Hierve que hierve mi SanPedrito

                        Vamos avanzando

Las espadas   las varas de chonta  la mesada

La manta en el suelo / Pachamama

Círculo estrella de cinco puntas – cráneo pelado

                        Vamos limpiando

Llorando volverá / la chungana sonando

Arrepentida rogará / huaco fuerte silbando

                        Vamos amarrando

Tu amor suplicará / huaco en caña shingando

                        ¡Vamos enguayanchando!

 

Santos Vera maestro / me dicen

Limpia mi chacra / Sopla los daños / aléjame el chisme

Espanta la sombra / sáname el mal de aire / desata el enredo

Rastrea el hechizo / protégeme de la envidia / líbrame de la usura

Diétame cúrame y guárdame de todo mal

Santos Vera contestó “El diablo es un pobre animal”









viernes, 16 de octubre de 2020

MEDIANA EDAD por EDUARDO ARROYO

 Un nuevo capítulo a la vida.

 

Destino

que nos mantiene

como cipreses enjutos,

largos,

solos

dando sombra 

a niños juguetones,

amantes bucólicos,

palomas y aves canoras,

roedores silenciosos.

 

Nuevas páginas

a esta existencia

ya no tan joven,

tampoco anciana

aunque a veces algunas canas

se entretengan en las sienes.

 

Vida que se va

como un aliento imparable

que no podemos frenar

los muchachos del ayer

hoy

grandes y solos,

tristes y enjutos,

largos

como cipreses.

 








miércoles, 14 de octubre de 2020

HERMANOS MIOS por LEONOR RIVEROS HERRERA

 

A MIS HERMANOS AUSENTES

 

                                                           “El viento murmura historias

                                                           de soledad.” – Verónique Tadjo

 

Cuando se me pierde la mirada,

busco las puertas del cielo que se abren

y me dejan verlos

vestidos de destello.

 

Hermanos míos,

el cielo,

tiene la forma de sus rostros en las nubes

que me traen las flores de cafeto

como marco a nuestras voces

para el silencio de la estrella

que miramos juntos.

 

Armando y Luis queridos:

si me apresuro hasta la trocha,

alcanzo a escuchar sus carcajadas

que me llaman

a compartir los chistes de la tarde.

 

Luisito y Nano amados:

En mi corazón permanece nuestro abrazo,

y mientras repita sus nombres

y la canción de Chalchaleros,

vivirán en mis recuerdos,

en sus latidos. 








lunes, 12 de octubre de 2020

PARA QUE TÚ ME ESCUCHES por ATALA MATELLINI.

 

A la memoria de un padre que nunca llegó

 

EN ESTA HABITACIÓN

Sobre esta mesa

Frente a una cama

Mis pensamientos se abisman

Y me quiebro

En un ahogado grito 

Que se encierra

A oscuras

Sin respuesta

Siempre ciega

Siempre muda 

 

Como pasajera siempre a solas

Sin una estación que me reciba

 

Y me voy trizando cuando te pienso

Con este peso profundo

Sin poder liberar el sollozo encerrado aquí en mi pecho

Me voy trizando en esta lucha diaria contra la corriente

En un revoltijo de ideas insomnes y solitarios espacios

Estoy frente a la vida con esta sensación amarga

De no poder quebrar lejanías

Por eso...para que tú me escuches

Está mi yo frente al tuyo

 

¡Y tan distantes!

 

Esperando un abrazo

Que nunca llega

       Del poemario Para que tú me escuches.

 






viernes, 9 de octubre de 2020

SENDA OBSCURA por ERNESTO LOBO

 

La senda es incierta, avanzo

camino esquivando viento y ensueños…

 

En la estrecha calleja percibo una tapia crecer

entonces pregunto por aquel destino

por el azar y las mágicas frases

por las estrellas fugaces envueltas de noche…

 

Mas los dados ya rodados muestran la misma grave incógnita

la duda tatuada en la frente

un final que se vence obscuro

ajeno

entre el tronar de las armas

bajo el denso humo que sofoca el aire…

 

¿Qué me empujo por esta senda?

nadie me ha mirado de frente

nadie ha dado respuesta en certidumbre…

 

Al extremo de la esperanza

sin ilusión a cuestas

pienso dejar que mis huesos rueden

por toda la obscura senda…