Del Editor

… "Amo así este cráneo en su ceniza, como al mundo / En cuyos fríos parques la eternidad es el mismo / Hombre de mármol que vela en una estatua / O que se tiende, oscuro y sin amor, sobre la yerba. “Parque para un hombre dormido”. 13 nudos en la espuma. JORGE EDUARDO EIELSON "

T

Del Editor

"Amo así este cráneo en su ceniza, como al mundo / En cuyos fríos parques la eternidad es el mismo / Hombre de mármol que vela en una estatua / O que se tiende, oscuro y sin amor, sobre la yerba. “Parque para un hombre dormido”. 13 nudos en la espuma. JORGE EDUARDO EIELSON "

Del Editor

"Amo así este cráneo en su ceniza, como al mundo / En cuyos fríos parques la eternidad es el mismo / Hombre de mármol que vela en una estatua / O que se tiende, oscuro y sin amor, sobre la yerba. “Parque para un hombre dormido”. 13 nudos en la espuma. JORGE EDUARDO EIELSON "

Del Editor

"Amo así este cráneo en su ceniza, como al mundo / En cuyos fríos parques la eternidad es el mismo / Hombre de mármol que vela en una estatua / O que se tiende, oscuro y sin amor, sobre la yerba. “Parque para un hombre dormido”. 13 nudos en la espuma. JORGE EDUARDO EIELSON "

Del Editor

"Amo así este cráneo en su ceniza, como al mundo / En cuyos fríos parques la eternidad es el mismo / Hombre de mármol que vela en una estatua / O que se tiende, oscuro y sin amor, sobre la yerba. “Parque para un hombre dormido”. 13 nudos en la espuma. JORGE EDUARDO EIELSON "

lunes, 29 de enero de 2018

A TI por Malania Nashki


Por un sendero
entre bambúes o tacuaras
entre piedras y humedades
hojas secas y lianas
tomados de la mano
te enseñaré el lugar
al final del camino
donde nos espera
la preciosa fiesta
de nuestro desatino


jueves, 25 de enero de 2018

POEMA DE LUIS DEL RIO DONOSO


Cuando parecía el  final, todo era comienzo… 

Y van cuarenta años que deambulo 
para reconocer el otro que me acompaña: 
este de piedras sin muros, 
constructor de sueños con luces del pasado,
 hombre de esperanza y recomienzo…

Verbo y silencios, 
raíz en lo incógnito, 
canto de mi canto: 
entre oraciones, huellas, y un destino: 
la poesía ! 





lunes, 22 de enero de 2018

AUSENCIAS por ERNESTO LOBO

Yo no lloro por nadie
Las lágrimas son perlas escondidas
Siniestras piedras que rodaron ya
La pendiente entera…

Río entonces  a carcajadas
Cimbreando la cintura
En un cacofónico ritual demorado por el tiempo…

Río y canto invadiendo la calma
Irrumpo el sosiego de pantomimas
Enfrento al viento con mi careta
Enturbiada en negro
Para saltar luego entre malezas blanqueadas y
Papeles baldíos…

Quiero acallar la congoja
Como al alma en frío
Por lo que,
Ante el descolorido espejo,
Desdibujo el perfil de los días
Para sonreír una vez más
Al descubrir que la vida

Se había marchitado ya…



jueves, 18 de enero de 2018

TUYA, SÓLO TUYA por CLOTILDE ROMAN


Cuando me invada la calma,
cuando muera el deseo,
cuando los ojos se cierren
eternos al Dios Morfeo.
Cuando mi cielo sea roca
y se seque la saliva
del paladar de mi boca.
Cuando mi cuerpo vacío
solo sea pensamiento 
y ardas en el deseo
de acariciarlo por dentro.
Cuando mi luz ya no brille
y solo sea una estrella
distante y muy lejana
entonces...
sólo entonces,seré tuya,
en el tiempo y la distancia.



C.ROMÁN ( © Derechos Reservados )


lunes, 15 de enero de 2018

Esperando vea tu nube por CARMEN ARAMARLIS VEGA OLIVENCIA

No eres culpable, no te sientas culpable.
De este dolor que me habita
solo es culpable el destino que se pinta por las calles.
De las grietas y los surcos
solo es responsable la infinita sensibilidad.
Esa que me hace llorar cuando veo a un niño desnudo,
con hambre, descalzo, sucio…
De esta angustia que me habita
es culpable ese vértice entre la paz y la guerra.
Guerra con bombas sobre cúpulas antiguas,
sobre escuelas, hospitales y tumbas nuestras.
Que si sufro, no es tu culpa.
Trato de no mirar, y aún con ojos cerrados
veo moverse los cadáveres narcotizados en mis plazas,
y no puedo evitar escuchar esos gritos de niñas violadas,
de partos malogrados por los golpes,
de labios rotos por un puño infame.
Créeme, valoro tu interés en curarme.
De poner tu rostro sobre el mío
borrando las muecas de tristeza,
compartiendo mis angustias,
dibujando la esperanza sobre mi piel vieja,
esperando un día se aclare mi mirada
y te vea revoloteando en tu nube azul.




jueves, 11 de enero de 2018

HIPOCAMPO por ROSINA VALCÁRCEL

  No sé por qué te olvido
ebrio Caballito de Mar
ardiente, afilado

Si eran bellos, Georges
tus graves ojos confundidos
ligeras tus manos perfumadas

Qué alta rosa sopla tu cuerpo
Bajo la niebla gris de Barranco

Por qué el martirio del otoño
Vuelve siempre
Al antiguo puente de piedra



lunes, 8 de enero de 2018

Manuel por Ida Luz Solís Madrid.

Tu risa como una rosquilla de dulce se eleva en la tarde
enfrentándose al apático sol de este junio limeño
y pinta árboles a estas casas sin techo
sin estrellas, y sin cielo, donde los días no cambian

Tu risa como un anillo de luces
es el sonido grato que se le escapa a la tarde
hace asomar  a este sol ya maduro, y sorprendido
más escéptico que  nunca hoy

Tu risa morena, pequeña, infantil
pone hoy campanas a tus juegos

Tu risa que intentas frenar
pero que sale  a borbotones
es un río sin diques, tiene el sonido de la mañana
es el canto de la esperanza

Tu risa, despierta ternura a este día
que se pone a lamer como un perrito
los días adoloridos de precios

Tu risa trenza de pan, leche con miel
es una tregua, en esta guerra de pobreza
que no acaba



jueves, 4 de enero de 2018

FUGAZ TRAVESÍA por IRIS DE ROJAS GUEDES

Por el delgado hilo de la tarde,
sorteando pájaros,
de la mano me llevas
hacia mágicos muelles
donde acoderan,  multicolores,
nuestros barquitos de papel,
y en donde el Sol cierra en tu espalda
su adiós envejecido
inaugurando millones
de mariposas doradas
sobre tu piel.              

En “La poesía nos une”. Selección de MaritaTroiano. Carpe Diem editora.





lunes, 1 de enero de 2018

PALABRA INVISIBLE por ANA MARIA INTILLI


imposible contar mi vida
efímera gota
del desierto

oscura
distante
entre voces pintadas
voces alguna vez escritas
música alguna vez hablada
malgastado
don
de profetizar

Tiresias
era mi padre

él tampoco pudo
saber mi historia

soy su fracaso
su palabra invisible
de pasos intactos
de lengua invisible
con los ojos que devoran
el pan para vivir
el vino para morir

densa arena                   para parir
ardiente




De “Flores para el oído”. En “La palabra nos une”. Selección MaritaTroiano. Carpe Diem editora.