Del Editor

… "He vuelto lentamente, /(Un poco de sueño/es siempre necesario/aunque sea corto como/el silencio de las/enredaderas). Por cada pueblo que pasaba/de regreso,/veía que sus puertas/estaban abiertas/para mí,/que sus techos eran míos,/que sus campos,/sus oídos,/todo me pertenecía. JAVIER HERAUD. “El viaje del descanso” poema 6."

T

Del Editor

"He vuelto lentamente, /(Un poco de sueño/es siempre necesario/aunque sea corto como/el silencio de las/enredaderas). Por cada pueblo que pasaba/de regreso,/veía que sus puertas/estaban abiertas/para mí,/que sus techos eran míos,/que sus campos,/sus oídos,/todo me pertenecía. JAVIER HERAUD. “El viaje del descanso” poema 6."

Del Editor

"He vuelto lentamente, /(Un poco de sueño/es siempre necesario/aunque sea corto como/el silencio de las/enredaderas). Por cada pueblo que pasaba/de regreso,/veía que sus puertas/estaban abiertas/para mí,/que sus techos eran míos,/que sus campos,/sus oídos,/todo me pertenecía. JAVIER HERAUD. “El viaje del descanso” poema 6."

Del Editor

"He vuelto lentamente, /(Un poco de sueño/es siempre necesario/aunque sea corto como/el silencio de las/enredaderas). Por cada pueblo que pasaba/de regreso,/veía que sus puertas/estaban abiertas/para mí,/que sus techos eran míos,/que sus campos,/sus oídos,/todo me pertenecía. JAVIER HERAUD. “El viaje del descanso” poema 6."

Del Editor

"He vuelto lentamente, /(Un poco de sueño/es siempre necesario/aunque sea corto como/el silencio de las/enredaderas). Por cada pueblo que pasaba/de regreso,/veía que sus puertas/estaban abiertas/para mí,/que sus techos eran míos,/que sus campos,/sus oídos,/todo me pertenecía. JAVIER HERAUD. “El viaje del descanso” poema 6."

jueves, 26 de noviembre de 2015

DICEN por ERNESTO LOBO




Dicen que las sombras se disuelven
Con la extrema calidez de mis manos
Con la profunda plenitud del alma…

Dicen que el alma inventa
Territorios propios por donde
La seducción es dueña de la razón…

Dicen que la distancia se opaca
Mientras la ilusa sensación de permanencia
Pierde paso para esconderse entre callejas vacías…

Dicen y reiteran,
Dicen y dicen
En repetidos verbos
Aunque yo solo entiendo de un correr
Tras los rastros de la pasión
En los que dicen me enfundo
Hasta reír a carcajadas
Sabiendo que a mi alrededor
Todo rueda en una singular farsa…


lunes, 23 de noviembre de 2015

Camino Humano por IRENE MERCEDES AGUIRRE





¡Danos, Dios mío,  la  humildad sapiente
para alumbrar la noche que se cierne
sobre todos nosotros! ¡Nos concierne
encontrar el Camino , urgentemente!

¡Esta locura de agresión que brota
de lo más hondo de la especie humana,
nos   retrotrae a tiempos de la arcana
contienda de las hordas! ¡Ya  nos rota
hacia tiempos pasados, superados
por esfuerzos de siglos!  ¡Por avances
del espíritu y mente  conjugados!

¡Busquemos  las palabras, sus alcances,
para sobrepasar los negros hados
con nuestro corazón, en estos trances!




jueves, 19 de noviembre de 2015

INMOLACION por HUMBERTO POLAR



¿Es tu madre o tu hija muerta en una funda de cemento?
tu mujer mordiendo el honor de la matriz, el esponsal de los chacales
rodeados de comida
el honor del diputado prendiendo el fuego en sus zapatos
el comentario amuleto o la pasión imbécil
                                       -quiéreme más
por qué te largas
                dame tu amor
                o la mano-
es el potro que saltando la tortura en la figura alada de la pequeña O’Hara
es tu cura para el miedo la fresa de papel
para masticar con las muelas del cobarde
es tu ombligo al contacto con el fuego
                el que me grita en la frente que me muero






lunes, 16 de noviembre de 2015

MARINA por BECKY URBINA




Entre la arena
Busco las curiosidades marinas
Más perfectas. Mis manos se pierden,
Se ensucian, se refugian. Son muchos los corales
Y tengo sólo dos manos. Los revuelvo. Los escojo.
Los estrujo. Los desprecio. Los pierdo. Sé que no
Puedo estar eternamente mezclado con el mar.
La orilla me llama, me mira, exige mi regreso.
Cedo a su imponente autoridad. Cojo mis
Riquezas y emprendo el doloroso
Camino sin mirar atrás
La perla preciosa sigue perdida en la arena



jueves, 12 de noviembre de 2015

Y VUELAN POR ROSINA VALCÁRCEL


Vuelan mis pechos
             luciérnagas al viento

mientras mis ansias
             milenarias

se acomodan

al contorno de tu cuerpo


                                  (Una mujer canta en medio del caos, Amarilis,1991)




lunes, 9 de noviembre de 2015

Octubre 7 por Ana María García Silva


a mis compañeras del “Saint Mary”



Quien iba a decirnos que algún día en el peso efímero del recuerdo volverían a la vida aún latiendo
las horas estampadas en
el almidón blanco de los cuellos
el rincón de las boinas verdes
los cuadernos
o el silencio aburrido de las aulas

Entonces ausentes del espacio y del tiempo y de la muerte
era todo sereno, todo elocuente, el amor llano, y pasajero el llanto
seguro el pan, el cielo cierto,
y el mundo, todo el mundo, nuestro
poseído en el cuerpo y en las alas de espuma que apenas percibía algún viento lejano
algún inofensivo viento

Hoy volvemos, con las manos ajadas y el cansancio a la vista, a buscar a ciegas
el olor a tinta que quedó engastado en los toscos asientos cotidianos
hoy volvemos
a buscar a ciegas
el calor de una risa cualquiera o el remoto trajín de unas voces amigas
hoy volvemos
nada está perdido

Abre la carpeta y desata el hilo que nos da sosiego
allí está la soga… ya llegó el recreo.



jueves, 5 de noviembre de 2015

NOSTALGICA por Ernesto Lobo



Si alguna vez
Lejos del amanecer
Te pido volver
Ríe a carcajadas
Mírame con sorna
Baila sobre estas flores que tembloroso brindo
Buscando susurrar
Tontas ternuras al oído…

Si dejo de llamarte
Para distante perderme
Ríe a gusto
Recuerda cada vez que
Mencioné tu nombre y
El por qué de mis llamadas…

Yo seguiré con una flor en la mano
Con los versos a flor de piel
Con la  misma sonrisa para tus noches tristes
Esperando que tus ojos
Se vuelvan hacia mí…


lunes, 2 de noviembre de 2015

POR ESA CLARIDAD por DORA VARONA


POR ESA CLARIDAD INCONTENIDA
por ese pie cantándole al camino la buena luz,
por esta altura no arriesgada nunca,
por este gusanillo de infancia en la manzana
íntima y latidora en que vivimos,
por estas cosas que ante Dios nos quedan…
esperemos que el agua,
el pistilo
y la abeja

tengan mucho que hacer por la mañana.