Del Editor

… "He vuelto lentamente, /(Un poco de sueño/es siempre necesario/aunque sea corto como/el silencio de las/enredaderas). Por cada pueblo que pasaba/de regreso,/veía que sus puertas/estaban abiertas/para mí,/que sus techos eran míos,/que sus campos,/sus oídos,/todo me pertenecía. JAVIER HERAUD. “El viaje del descanso” poema 6."

T

Del Editor

"He vuelto lentamente, /(Un poco de sueño/es siempre necesario/aunque sea corto como/el silencio de las/enredaderas). Por cada pueblo que pasaba/de regreso,/veía que sus puertas/estaban abiertas/para mí,/que sus techos eran míos,/que sus campos,/sus oídos,/todo me pertenecía. JAVIER HERAUD. “El viaje del descanso” poema 6."

Del Editor

"He vuelto lentamente, /(Un poco de sueño/es siempre necesario/aunque sea corto como/el silencio de las/enredaderas). Por cada pueblo que pasaba/de regreso,/veía que sus puertas/estaban abiertas/para mí,/que sus techos eran míos,/que sus campos,/sus oídos,/todo me pertenecía. JAVIER HERAUD. “El viaje del descanso” poema 6."

Del Editor

"He vuelto lentamente, /(Un poco de sueño/es siempre necesario/aunque sea corto como/el silencio de las/enredaderas). Por cada pueblo que pasaba/de regreso,/veía que sus puertas/estaban abiertas/para mí,/que sus techos eran míos,/que sus campos,/sus oídos,/todo me pertenecía. JAVIER HERAUD. “El viaje del descanso” poema 6."

Del Editor

"He vuelto lentamente, /(Un poco de sueño/es siempre necesario/aunque sea corto como/el silencio de las/enredaderas). Por cada pueblo que pasaba/de regreso,/veía que sus puertas/estaban abiertas/para mí,/que sus techos eran míos,/que sus campos,/sus oídos,/todo me pertenecía. JAVIER HERAUD. “El viaje del descanso” poema 6."

jueves, 28 de enero de 2016

ANUNCIACIÓN por Rosina Valcárcel



En otra ciudad la forma de tu sexo
se aproxima
y vive aún la alta sombra inclinada
en una jaula mágica

Recuerdas Rodrigo
la danza inmóvil y el fuego casto

Presuroso el carnaval inundado por el sol
      leve tu cuerpo se dejó caer invisible
bajo el cielo ámbar poblado de estrellas

El rumor fatigado
Mis delgadas piernas atadas

Mi colina encendida por tus ojos
entre el gentío desgarbado y los colores
el sudor y el bullicio

tan cerca tu cuarto incestuoso
tan cerca nuestra respiración
y el contorno de mi cuerpo
que nacía de tus manos tímidas


lunes, 25 de enero de 2016

Vida por Ernesto lobo



En aquel opaco rincón
Escondo los besos robados
Las horas de lucha y
Mis cantos de triunfo
Para  que en una agreste mañana
De un día cualquiera
Me los devuelvas envuelto
Con risas, lágrimas y promesas
Entonces creeré que la vida fue mía…


jueves, 21 de enero de 2016

Sarcasmo asesino por Carmen Amaralis Vega Olivencia


Las madrugadas tibias han dejado de existir,
Por las noches las bocas vomitando puñales.
Todo se ha detenido.
Privados de esperanza cuentan las horas
protegiéndose de los dientes afilados
de la ira.
No desean reconocer las culpas,
aceptar las manchas negras del error.
Aquellas palabras lastimaban, bien que lo sabían.
Dolía el sarcasmo,
Gelatina pegajosa que ciega,
culebra enredada en los pies,
paralizante toxina para el destino en común.
Se detuvo la ruta.
En pedazos grises el amor
y un diluvio cortante lacerando la esencia de la pasión.
Imposible el perdón,  lo saben.
Se apagó para siempre el fuego.
Ya no arde.
No más madrugadas entre abrazos tibios.
El sarcasmo asesino quebrantó a la razón.




lunes, 18 de enero de 2016

VIERNES SANTO por Eduardo Lores



La vida se ha muerto un viernes
Y no hay fieltro que contenga el golpe
No situación semejante en las historias
Algo se ha quebrado en Parménides
Y todos los puntos de una línea
Se ha rasgado en dos de una membrana en mi pecho
y los muertos ya no aguantan más su encierro.


En “Cuello de azafrán”



jueves, 14 de enero de 2016

NEREIDAS por Tania Temoche


A las cinco de la tarde
sobre la tibia arena turbia
reposan los caracoles y manjares
las olas en rítmico oleaje
estrellan piedras y vientos.

Las adorables nereidas
sacuden suavemente
los botes de los pescadores
coquetas ellas
se internan en sus celestes aguas
al compás de su canto marino.

El arrecife blanco de verano
pieza terca de la naturaleza
testigo leónico
imantado de corales rojos
atrae a los aventureros
en busca de riesgos
y riquezas.




lunes, 11 de enero de 2016

MANUEL por Ida Luz Solís Madrid



Tu risa, como una rosquilla dulce se eleva en la tarde
enfrentándose al apático sol de este junio limeño
y pinta árboles a estas casas sin techo,
sin estrellas y sin cielo, donde los días no cambian

Tu risa, como un anillo de luces
es el sonido grato que se escapa a la tarde
haciendo asomar a este sol ya maduro y sorprendido
más escéptico que nunca hoy

Tu risa morena, pequeña, infantil,
pone hoy campanas a tus juegos
Tu risa, que intentas frenar
pero que sale a borbotones
es un río sin diques,
tiene el sonido de la mañana
es el canto de la esperanza

Tu risa, despierta ternuras a este día,
y se pone a lamer como un perrito
días adoloridos de precios

Tu risa trenza de pan,
leche con miel,
es la tregua
en esta guerra de pobreza
que no acaba


En “bajo esta cúpula de azul índigo”








jueves, 7 de enero de 2016

LA PALABRA POEMA 5 por ATALA MATELLINI



Encuentro tu voz
en la subterránea huella del mundo

En la placenta misma
donde el cuerpo se hace musgo
Armonía umbilical

Horadados somos como piedras
por la misma gota

Escritos somos con la misma pluma

Unificados en el alumbramiento
de la palabra universal



lunes, 4 de enero de 2016

ECLIPSE DE MADRESELVAS POR ROSINA VALCÁRCEL

¿Fuiste fiel?
¿Olvidaste «Regreso sin gloria»
La primera cita / Jane Fonda
¿Fuiste fiel?
Mi casa estuvo habitada
por tus ojos de carbón
mi júbilo fue contemplar
tu jardín de madreselvas
¿y no lo sabes?

En la banquita del Callao mi primer candor
tu salida matutina
la eternidad de mis pechos
que ya no tienes contigo.


(Loca como las aves, Arteidea, 1995)