Del Editor

… "Amo así este cráneo en su ceniza, como al mundo / En cuyos fríos parques la eternidad es el mismo / Hombre de mármol que vela en una estatua / O que se tiende, oscuro y sin amor, sobre la yerba. “Parque para un hombre dormido”. 13 nudos en la espuma. JORGE EDUARDO EIELSON "

T

Del Editor

"Amo así este cráneo en su ceniza, como al mundo / En cuyos fríos parques la eternidad es el mismo / Hombre de mármol que vela en una estatua / O que se tiende, oscuro y sin amor, sobre la yerba. “Parque para un hombre dormido”. 13 nudos en la espuma. JORGE EDUARDO EIELSON "

Del Editor

"Amo así este cráneo en su ceniza, como al mundo / En cuyos fríos parques la eternidad es el mismo / Hombre de mármol que vela en una estatua / O que se tiende, oscuro y sin amor, sobre la yerba. “Parque para un hombre dormido”. 13 nudos en la espuma. JORGE EDUARDO EIELSON "

Del Editor

"Amo así este cráneo en su ceniza, como al mundo / En cuyos fríos parques la eternidad es el mismo / Hombre de mármol que vela en una estatua / O que se tiende, oscuro y sin amor, sobre la yerba. “Parque para un hombre dormido”. 13 nudos en la espuma. JORGE EDUARDO EIELSON "

Del Editor

"Amo así este cráneo en su ceniza, como al mundo / En cuyos fríos parques la eternidad es el mismo / Hombre de mármol que vela en una estatua / O que se tiende, oscuro y sin amor, sobre la yerba. “Parque para un hombre dormido”. 13 nudos en la espuma. JORGE EDUARDO EIELSON "

martes, 29 de abril de 2014

Barroco nocturno por Ernesto Lobo (2014)


En  el absurdo extremo del barroco    este nocturno
La sutil violencia de las higuerillas  danzando sobre los riscos
Por donde los pedruscos ruedan
Mientras el compás de las olas sigue insinuándose a la orilla…
 
Ahora mis pasos detenidos                  miran al sur
Por donde no he de volver
Porque estas luces dormidas son un letargo que me sujeta
Porque he de aparcar mis huesos
Cual gavilla prendida a una barca
Y tal vez mañana cuando el dulce sonido de las cuerdas
Me susurren despacio       muy suave  
Saboreando el silencioso hacerse de la mañana
Cambie del todo mi destino…

DESDE QUE NOS AMAMOS por Lilian Viacava


Soy la raíz de tu esencia
la savia que compartimos
nos recorre...

Me extiendo hacia ti
en total longitud
del horizonte...

Se presenta ante mí
el paisaje que revela
la distancia donde estoy
¿Dónde? ¡Esperándote!...

La playa el mar la arena
¡El tiempo del amor!
Que me quema las venas.

Tus misterios desvelan
mis sueños...
Dolorosamente feliz
te invento sorpresas...

Te provoco te incito
te hago esperar
te despierto a mi amor...


Cuando me besas
me haces llorar
y mi silencio te atormenta…

Mi dolor es tu dolor… Y el destino
los crueles demonios que nos habitan
desde que nos amamos...

 

Lilian Viacava Dama de la Poesía. Escritora de poesía y narrativa. Editora, correctora.

viernes, 25 de abril de 2014

La llama de la lámpara por Flavia Cosma


Mi amor, dejaste otra vez
las luces encendidos en el cuarto.
 
Llorosa, tu canción
susurra con el viento,
detrás de  parques desamparados.
El grito de la lechuza
atraviesa  zigzagueando  la medianoche
acompañando  el graznido preso de pánico
de las ranas de piedra.
 
Solo los perros callan, aguzando
 sus grandes orejas
presintiendo tu pensamiento
(ladrón de corazones),
cuando escalas a hurtadillas
los seis pisos hacia mí.
 
Si te hubiera sorprendido raudamente
alargado en la cama, aun desnudo, sin ropa,
me contestarías sin dudar,
que volviste solo para apagar
la llama de la lámpara.

 

Traducción de Luis Raúl Calvo

Flavia Cosma ha ganado premios como productora independiente de documentales para televisión, como directora y guionista. Publicó veintidós libros de poesía, una novela, un diario de viaje y cinco libros para niños.

martes, 22 de abril de 2014

RETRATO DE UNA CRISIS POR Manuel Arduino


Escogías el esplendor de las palabras hirientes que deslumbran
Escogía el vapor sulfuroso de la ironía levantisca nube de necromancia
Guardabas en tu secreto púlpito una palabra un acuerdo un pacto
Guardaba en mi cerradura extenuada los silencios forzosos las amapolas
Entre los dos sumados y ligados como páginas de portafolio
Lejanamente hacíamos uno apenas un contubernio de tiza y margarina
Solíamos arrancarles bramidos a las olas de tanto contemplarlas
Inanes unánimes en un silencio culposo y grave que nos compartía
Apresurábamos el café y en ocasiones las estampas de la familia el sésamo
Porque se le ocurre a los dientes cerrarse en el arco de la lengua
Hasta desangrar al testigo de las palabras los ritos del hambre las glosas
Entre los dos lejanamente hacíamos uno cobijábamos el espacio entre ambos
Habíamos ligado una nube a nuestras penas y un reflejo de guitarra tallada
Con madreperlas a nuestras cambiantes miradas en busca de un consejo
Aunque resignábamos la sabiduría de los consejos aquellos viejos paragüeros
No hubo jamás un solo psicómetra un experto en cuestiones de alma
En alfarería que nos indujera a negociar nuestros epitafios más vale temprano
Y en consecuencia terminamos a los saltos como los copos de nieve
Como la arena y el remolino la cultura celeste y la rupestre sobresaltos
En los entreactos besábamos las manos a imaginarias damas de la corte
Y cerrábamos el teatro para nosotros dos para actuar a nuestras anchas
E irritarnos con los roles de profetas y prostitutas sagradas cuestiones de reluctancia
Hasta que llegó esta tarde pionera en que actuaste de vos misma reina de enredaderas
Y yo produje un actor con mis propias vísceras rey de ortigas y de sepias
Y entonces convinimos en que no nos conocíamos para nada nota de espanto
Y decidimos comenzar de nuevo vos como gallarda maestra de coros

Y a mi modo como paje proceloso para llevarte a la grupa del más alado centauro

 

En BAJO EL SIGNO DEL JOYERO


manuelarduinopavn@yahoo.com.ar

PLEGARIA BAJO EL AGUA por Kamssey Yurajrumi


La muerte sopla a los cuatro vientos.
Hay eclipse en la estrella del pueblo
y tiemblan los poderes, sedientos de  poder.
Hay en los pueblos alboroto de nervios
como políticos en su laberinto…
I
 
Pregonan memorias de un muerto:
nace otro año de pesares y odios
años de rencor, venganza y chantajes,
años de tinterillada facturas del tiempo
llenos de heridas y costras de ambición.
II
 
Hombres probos de poder desmedido
van mellando el eslogan hermoso
“Tocache tierra de paz amor y trabajo”
está colgado épocas de vicios y líos
cual guerra de lenguas sin lenguas.
III
 
Hay un delito que os ha puesto herejes
tener voz de piedra voz de las piedras
que hiere altas y bajas esferas de esferas.
Hay larvas en el paraíso. Tienen hambre
hambre mortal y diabólico; ay pueblo.
IV
 
Hay un culpable que se arrepiente
Francisco de Quevedo le dio nombre;
éste caballero, llora en su quebranto,
el pueblo sufre de manchari o espanto,
¡ay porcentaje torta de frustraciones!.
V
Invade un tormento,neoplasia lobista
en latitud y longitud del hombre.
ONG y gobiernos cara de majambos
danzan el desorden en escenarios de nadie
cual coreografía opa tuerta y ciega.
VI
 
¡Las voces del silencio de Roca Fuerte
expiran en el olvido y Ollanta sonríe!
tres décadas de atropello e ignorarnos
y de mancillar al monte sagrado
Río Roca Fuerte, río celeste, río de vida.
VII
 
Hay un hombre conservacionista germoplasma
él es de cante jondo ¿verdad pueblo mío?
es como la lluvia el sol el alba y el universo;
“Soy Feliz” es paraíso en el paraíso
Callejón del diablo estradas de Damas Cartagena.
VIII
 
Musas y duendes cuidan flora y fauna
elevan sus plegarias bajo el agua
himnos a cantar en la hora del planeta,
 en la hora de los indefensos campesinos
pobres pero sirviendo a los ángeles.
IX
 
Freddy Aliaga avenida de pasantías
opera de sentencias y plegarias.
¡¡Un poeta se apena a su cortejo fúnebre!!
Y un reportero filma un adiós sin adiós
viajes hecho a la medida del destino.
X
 
Los niños absortos contemplan el panorama
fraccionado el árbol la idea la paz y todo
deseosos del cambio dibujan en su mente:
ternura belleza imaginación y amor
cubiertos de follajes… agua… luz…y fe…
 
Toca.  2013
 
Poeta: KamsseyYurajrumi
                               La voz del silencio
                               La libertad  -  Perú


 

viernes, 18 de abril de 2014

JESUCRISTO por Jeamel Flores

Desde la colina del Gólgota
Veo la vida del hombre y la sombra
El llanto hipócrita
La culpa esclavizante
La pena en el corazón de unos pocos.
(han pasado veinte siglos
Y sigo viendo lo mismo).

Nadie comparte conmigo
La alegría del hombre liberado.
(han pasado veinte siglos
Y sigo sintiéndome solo).

Roma, abril/94. En “Desde los oscuros rincones”.
Jeamel María Flores Haboud nació en Lima (Perú). Es Master en Pensamiento Iberoamericano por la Universidad Pontifica de Salamanca (España) y Licenciada en Lingüística y Literatura por la Pontificia Universidad Católica del Perú (Lima).


martes, 15 de abril de 2014

Epigramas IX. por Antonio Acevedo Linares.


Ni en las líneas
 de las manos
ni en los signos de los astros
ni en las cartas del tarot
ni en los talismanes​
de gemas preciosas​
cifro mi destino
el amor o la vida
sino en tus ojos
 y en tu cuerpo
que me alucinan y adivinan.

ANTONIO ACEVEDO LINARES. El Centro, Barrancabermeja, 1957. Poeta y Sociólogo. Magíster en Filosofía Latinoamericana

OASIS por Susy Morales


El oasis se deslizó

Sobre el granito blanco

De algas marinas

Y cayeron

En lluvia desenfrenada…

 

La joven poeta peruana Susy Morales Coz, (1980) Estudió en la Universidad Inca Garcilaso de la Vega en Lima y actualmente es Licenciada de la Facultad de Ciencias de la Comunicación, Turismo y Hotelería. Es Corresponsal en Lima, Perú de la Sociedad Argentina de Letras, Artes y Ciencias.

viernes, 11 de abril de 2014

Un adiós por Ernesto Lobo (2014)


Ayer solté un adiós  al viento y a la tierra
                   Tan seco y frágil               hierro y marfil
La flama cambió matices         azul violáceo  negro
Las copas vacías nos miraban estáticas        
Cuando tu espalda me despidió
Me he perdido en tu retrato tantas veces    que lo real es iluso
Desde entonces       marioneta de las sombras
Dejo que la mañana se torne oscura
Para embriagar mis ansias    ahogarlas         estrujarlas
He derramado un adiós
Allí      tu espalda     esas copas vacías             y yo…
 
 

martes, 8 de abril de 2014

Invitación por Flavia Cosma


Las pequeñas montañas ya

no me dan más respuestas.

Los árboles con hojas de oro

no sólo nos asombran a nosotros

sino también a los otros.

Los brazos tenues, envolventes

se deshacen impotentes, suspirando.

El corazón huye, se esconde

en la madriguera maloliente de la zorra,

las alianzas se quedan petrificadas

en los dedos enfermos, frente a los altares.

 

Fuimos invitados a bodas suntuosas,

en cuales como por hechizo

el novio se ausenta,

y la novia, con su rostro pintado de rojo y negro,

de rodillas mendiga

a los íconos.

 

El alba surge  por los anchos mares;

las vibraciones extranjeras esperan

entre desconcertados continentes.

El sol atraviesa vastas llanuras;

la canícula nos traga sin que nosotros tengamos

ningún derecho a apelar.

                                   Nos transforma en polvo, nos disipa en el viento,

                                   como una absolución.

 

                                    Espada en el cielo.

De El Barrio Latino. Poemas. Traducción de Luis Raúl Calvo

Flavia Cosma es una poeta canadiense de origen rumano, escritora y traductora, ganadora de varios premios.

 

 

QUE NADIE SEPA por Marita Troiano


bueno…       

que cuando estás conmigo    soy otra

Diferente  a la que saben los vecinos    mi perro   y el resto de la gente

 

Que nadie sepa de esto…   pero debo decirte 

en monólogo dramático    con sentimiento trágico 

y  sin falsos testimonios     que existe un caos creado  en mi saturnidad 

-                esa de oficios sórdidos y  artes melancólicas  -

que de tan atrevido     mi deseo es siniestro    de  alucinante  arrojo  

de infierno  y  cielo juntos     de cuadratura  al círculo  

Y  abiertos  son   de par en par mis poros  ( correctamente obscenos)  

para que entres por ellos  caliente y trasnochado   y  toda me ilumines 

con  antorchas y celo    apostasía y besos    tribunal en perjuro

 

Que nadie sepa pero…    

destilo una embriaguez asiática

un hedonismo elástico    una lubricidad orgiástica

soy  cuenco pleno en mieles      epifanía de collares y sortijas

tiznada con sentires de mudanza    toda desabrochada  y sin enmiendas

transida a tu hipnótico placer    

Y a mí misma desafío      y me vence un tropel      

el desvarío eterno de la alhaja

 

Que quede entre tú y yo   que cuando estás conmigo…

me  gusta el  éter    el desenfreno    la cosa así  fantástica

el fasto    la idolatría báquica    la extrema fascinación por un amor

un día en fiesta  un día en duelo  

sufriendo  aquel  secreto anhelo  por  poseer tu cuerpo   

cada día cada día cada día   (maldito pleonasmo)

 

Y  que sobre una piedra negra   

entre arenas calizas de un ebrio amanecer

recubras  de hulla azul y heliotropos mis heridas

          

No  lo comentes        pero conozco la gloria

         cada vez  que reinamos  en cielos proxenetas     

        Pero que nadie sepa    que nadie  se dé cuenta

       ( etcétera  y  etcétera).

 

 

De :   EXTRASISTOLE  / Carpe Diem  (Lima , 1999 )

 


Marita Troiano (Chincha Alta - Ica, Perú, 1953). Es Licenciada en Sociología y Ciencias Políticas en la Pontificia Universidad Católica del Perú. Publicaciones: “Mortal in Puribus” (1996). “Poemas urbanos” (1998). “Extrasístole” (1999). “Secreto a veces” (2003)