Del Editor

… "Amo así este cráneo en su ceniza, como al mundo / En cuyos fríos parques la eternidad es el mismo / Hombre de mármol que vela en una estatua / O que se tiende, oscuro y sin amor, sobre la yerba. “Parque para un hombre dormido”. 13 nudos en la espuma. JORGE EDUARDO EIELSON "

T

Del Editor

"Amo así este cráneo en su ceniza, como al mundo / En cuyos fríos parques la eternidad es el mismo / Hombre de mármol que vela en una estatua / O que se tiende, oscuro y sin amor, sobre la yerba. “Parque para un hombre dormido”. 13 nudos en la espuma. JORGE EDUARDO EIELSON "

Del Editor

"Amo así este cráneo en su ceniza, como al mundo / En cuyos fríos parques la eternidad es el mismo / Hombre de mármol que vela en una estatua / O que se tiende, oscuro y sin amor, sobre la yerba. “Parque para un hombre dormido”. 13 nudos en la espuma. JORGE EDUARDO EIELSON "

Del Editor

"Amo así este cráneo en su ceniza, como al mundo / En cuyos fríos parques la eternidad es el mismo / Hombre de mármol que vela en una estatua / O que se tiende, oscuro y sin amor, sobre la yerba. “Parque para un hombre dormido”. 13 nudos en la espuma. JORGE EDUARDO EIELSON "

Del Editor

"Amo así este cráneo en su ceniza, como al mundo / En cuyos fríos parques la eternidad es el mismo / Hombre de mármol que vela en una estatua / O que se tiende, oscuro y sin amor, sobre la yerba. “Parque para un hombre dormido”. 13 nudos en la espuma. JORGE EDUARDO EIELSON "

viernes, 29 de agosto de 2014

SABIDURIA DE OMBLIGO por Marita Troiano

Debo advertir que soy     la nocturna mariposa
suicida incandescente     aleteando  poesía y solitaria sombra
Que a veces me transformo  en la gaviota azul de patas rojas
con antifaz de ensueño  espuma  y olas
Que cuando me provocan   una pantera soy    insaciable de garra
hambrienta de la selva   que pare simultánea   mi ser mujer
acróbata con el infiel trapecio  
y obsesiva con mudanzas del alma en plenilunios
Una mujer nomás     
sin cartas escondidas en la manga
buscando intemperancias  bajo severidad de un juramento al alba
Una mujer que cuando mariposa   
el arcoiris  tenso cerca del homicida fuego
contraria  al circo urbano y su morbosa prédica de sentencias cruzadas
Y  cuando gaviota…   en lides vagabundas  sobre la arena húmeda
construyo  mi arcocórnea  de prosodia encendida
e  inquieto la pantera que hay en mi
Fiera que salta desde el octavo foso con brillantes anillos en su piel
rugiendo estrofas castigantes  a la jungla  que anima la extinción
negando el oculto sentido del paisaje
Ya  mujer   con alas de pantera y garras de mariposa
desde mi habitación estepa me ajeno  al mapamundi
a relojes de arena     a puntos cardinales   
y escribo poesía
Versa entonces la fuerza de mis manos
La gravedad de mis deltoides inflamados  
Escribo leño ardiendo
Golpe de ola en superávit  
Con fervor Honoris causa en los tobillos
Y  aromas transparentes en mis alas
                                                     ¡ Tan segura !
Pero sucede a veces que
una duda me asalta en los menguantes    
rotula angustias     me pierde en nebulosas  
ojera más  mis ojos y un sólido temblor
acusan mis rodillas  pues  me agita esa nota en re mayor
de no saber quién soy      ni que poner en mi ficha de registro
( o en la currícula)  
ni cómo responder a curiosos preguntantes que
por pura curiosidad de calle 
investigan   se preguntan    especulan
si en realidad  soy la pantera de selvas caníbales
una suicida mariposa en nocturnos de seda
esa   gaviota patas rojas a la orilla del mar
o  acaso     la  mujer que busca entre arandelas
cielos  claros  a luz de oscuridad
Y siempre   luego de la angustiante duda existencial (entre otras)
 reconozco ser todoesojunto
Es decir   mujerpanteramariposagaviota
y me duermo boca abajo imperturbable
Cuando amanece  - mucho antes de la cinco’ e la mañana-
nada me importa menos que buscar saber quién soy
Me contento tirada boca arriba  pensando en las musarañas
Jugueteando con tiras de papel que brotan de mi ombligo
donde leo :
ERES UNA MUJER CON MUCHAS DENTRO
MATRICULADA APÓSTOL DE LA DIÁSPORA
FRACTURANTE INCANSADA  DE  UTOPÍAS
CON LA PIEL OLIENDO A TIERRA DE PROVINCIA
A CANTO DE CHACRA,  DE  PALOMAS ,  AROMA A HIERBABUENA
CON LA PLUMA EMBRIAGADA  DE SOL AL MEDIODÍA
UNA MUJER QUE SE PREGUNTA
UNA MUJER QUE ALZA LA VOZ COMO DEBIERA
UNA PANTERA CON VUELO DE GAVIOTA Y SIGNOS DE MARIPOSA
UNA MUJER DE MANOS LARGAS
VIVIENDO INCIVILIZACIÓN ARISTOTÉLICA
TU PROPIA MULTITUD      TU SER POETA
EN  ECOS DEL TIEMPO  POR SIEMPRE CONSTELADA
Así,    pantera  mujer  gaviota o mariposa
lanzo al viento mi voz
Hago  caso  al ombligo que me vio nacer   y  con serena ansiedad
Me sé poeta
Poeta de heterogénea cábala
Poeta a la intemperie y en peligros viva
En saqueos del alma
En ofrenda de versos que son secreto a veces
La cicatriz del vientre advierte
Descubro lo esencial
  ¡Poeta! 
Con eso basta.

martes, 26 de agosto de 2014

MAÑANA por Gloria Portugal

Mañana será un día distinto a los demás
me levantaré con el canto de los gallos
abrazaré a mis hijos
saludaré a mis vecinos
iré a correr
comeré sano
regaré las plantas
miraré al cielo
iré al trabajo en micro    no en taxi
llamaré a mi madre
escribiré esa carta
haré las paces con mi hermano
no olvidaré decirle a mi esposo cuánto lo quiero
 
Pero si mañana es otro día corriente y anodino
escribiré otro poema
y postergaré todo de nuevo.
 
De Mi nombre en un grano de arroz

EL HOGAR Y SU COMPAÑÍA PERDIDA por Beto Iturrizaga

Quién diría, que el hogar con su ex trépido vivir, lleva una melodía pasiva airosa de su flujo refulgente y lucífero para con su umbral, congraciando a los camineros dentro de él, en un hogar cálido, con su álgido piso por donde transitan los palpitantes residentes, con el andar del prosigo abolengo, en su gran morada de ámbito circundo [...] ¡Alumbra el vivir!

Este abrigo, dado por el lar, es el impulso de calor generado en uno, como una reacción  de fuego profundo, cual  llama vivaz en su excelso candelabro e imponente brillo.

¡Qué aroma puro y fragante se genera en un hogar sereno y placentero!, como una flor con sus pétalos perfumados y sus pistilos elevándose con enérgico vigor.

Esta subyugante estadía que es compartida por  sus seres queridos, empiece del hogar oneroso contra el liliputiense hogar, nos lleva a un despliegue entre ambos en una diferencia fútil… ¡favor vano en sí!

Tanto que el asir, decae al alejarse el aliento  fraterno, infiero y arguyo de la familia, en pleno desazón tal arraso del alma perdida en el entorno de su nido.

Y se tiene una gran congoja, al no sentir los pasos ni el aliento que generaban sus existentes cuerpos, ¿dónde está esa compañía perdida?, para buscarla entre los aciagos de mi soñar.


viernes, 22 de agosto de 2014

UN DÍA por Antonio Acevedo Linares

Un día no habrá
más guerra mi amor
y haremos más el amor
si después de la guerra
estamos vivos para hacer el amor.

Un día no habrá
más guerra mi amor
y sentiremos más el amor
si después de la guerra
todavía nos seguimos amando.

Un día no habrá
más guerra mi amor
y escribiremos sobre el amor
si después de la guerra
nos queda algo
que escribir del amor...
 
 
 

martes, 19 de agosto de 2014

A Jorge Luis Borges por Jeamel Flores

Tú,
Calumniador del tiempo
Merecedor de olvido.
Tu viva voz no tiene nombre
Se agazapa ante el Imperio de los días
le salta adosso a la historia.
Tiempo vertiginoso y mudable es tu tiempo
De innumerables momentos en el momento
De historias palabras a la historia
(Aquí en la tierra sólo llega el eco de tu voz que resuena
                                                    Amplia en el Olimpo)
 
Ahora eres lo que quisite ser, como Ulises, Nadie
Ahora eres muchas palabras y un gran poema escrito en
                                                            El universo.
Ahora flotas vagamente en el mañana y en las mañanas de
                                                            Los hombres.

Encargos de último minuto por Enrique Sánchez Hernani

Mi hijo José te envía un cd donde un colibrí de papel crepé
agita las alas sobre el tema Ne me quitte pas
de Edith Piaf cantando mucho antes de que el hígado
se le convirtiera en un cristal amoratado
y de paso te aconseja que la visites
porque ella aún no se habitúa a la soledad invernal
del bosquecillo de Père Lachaise.
 
Mi hijo Diego te está mandando unos caligramas
donde se ve el balneario de Barranco
echando bombardas y cuando todavía funcionaba
el funicular
              llevando como pasajeros a Eguren
y a Martín Adán con su botellita de pisco
en el bolsillo interior de su chaqueta gris.
 
Mi hijo Kike va a darte un gran concierto
y está alistando sus cabinas de dj para disparar
al aire tres o cuatro temas de New Age
y hasta va a tomar un curso de astronomía
solo para ubicar el quásar
donde ahora nos vigilas con toda tu inmortalidad
a cuestas.
 
Mi mujer me encarga decirte que está por terminar
Una bufanda tejida con hilos de lluvia
Para que esquives el aire cortante que debe hacer en el
     Everest
o en el Makalu
              esos nevados del Tibet sobre los cuales
seguro ahora rondas como en un parque de diversiones
donde la vista debe ser extraordinariamente hermosa.
 
Mis nietos te mandan flores canciones
Y una planta hecha con lápices de colores.
 
Tus hijos están bien creciendo fuertes y hermosos
Tus nietas hacen que amanezca o que amaine la tempestad
Solo con mirarlo todo con sus ojos de ágata marina.
El mar continúa arrojando navíos en la ribera
de La Punta y parece que todos los peces
súbitamente se han transformado en pequeños artefactos vivos
de cuarzo y piedra caliza.
 
Yo estoy bien / se me ha movido el humor vítreo apenas.
Cuando recibas el mensaje me contestas.
Abrígate internauta celeste
seguro que arriba hace una temporada glacial
no vayas a coger esa gripe cuyo nombre parece un código militar
y me avisas cuando se aproxime el verano.
 
No sabes cuánto espero que nuevamente aparezca el sol.