Del Editor

… "Amo así este cráneo en su ceniza, como al mundo / En cuyos fríos parques la eternidad es el mismo / Hombre de mármol que vela en una estatua / O que se tiende, oscuro y sin amor, sobre la yerba. “Parque para un hombre dormido”. 13 nudos en la espuma. JORGE EDUARDO EIELSON "

T

Del Editor

"Amo así este cráneo en su ceniza, como al mundo / En cuyos fríos parques la eternidad es el mismo / Hombre de mármol que vela en una estatua / O que se tiende, oscuro y sin amor, sobre la yerba. “Parque para un hombre dormido”. 13 nudos en la espuma. JORGE EDUARDO EIELSON "

Del Editor

"Amo así este cráneo en su ceniza, como al mundo / En cuyos fríos parques la eternidad es el mismo / Hombre de mármol que vela en una estatua / O que se tiende, oscuro y sin amor, sobre la yerba. “Parque para un hombre dormido”. 13 nudos en la espuma. JORGE EDUARDO EIELSON "

Del Editor

"Amo así este cráneo en su ceniza, como al mundo / En cuyos fríos parques la eternidad es el mismo / Hombre de mármol que vela en una estatua / O que se tiende, oscuro y sin amor, sobre la yerba. “Parque para un hombre dormido”. 13 nudos en la espuma. JORGE EDUARDO EIELSON "

Del Editor

"Amo así este cráneo en su ceniza, como al mundo / En cuyos fríos parques la eternidad es el mismo / Hombre de mármol que vela en una estatua / O que se tiende, oscuro y sin amor, sobre la yerba. “Parque para un hombre dormido”. 13 nudos en la espuma. JORGE EDUARDO EIELSON "

martes, 31 de marzo de 2015

LA NOCHE por Lilian Viacava Dama de la Poesía

 
Y me vi cuajada en tus ojeras
pero no eras tú… era la noche…
era el perfil azul del infinito
derramando de tus ojos mi quimera…
 
Y me vi en la tristeza perfilada
con el cuerpo ya vacío sin mi calma
que fluctuaba en la esquina del recuerdo
donde afina el canto la cigarra…
 
Es de noche si… ¡ya es de noche!
En tinieblas se pierde el horizonte,
pensamientos se agitan en acordes
de tristeza al borde de mi calma.
 
Cuando el sol se suicida cada tarde
frente al mar donde muere el egoísmo
de sufrir por perderme en soledades
mientras vierte la noche sus vestigios.
 
Y es la noche que acongoja tu recuerdo
y me quema la sangre de las venas
mientras veo el resplandor de tus ojeras
pero no eres tú… ¡es la noche que me quema!

Caminos de la Fe por Irene Mercedes Aguirre

Pater Nostrum, Ediciones Amaru, Buenos Aires, 2007.
He caminado, Dios, hacia tu vera,
desde  senderos y bifurcaciones.
He transitado juicios y emociones
para   encender mi fe por donde fuera.
 
Ella vivió conmigo y mis razones.
Sembró, confiada, por mis sementeras,
el tierno anuncio de la primavera
y derramó su luz por mis terrones.
 
Me desperté por fin. Fue la dulzura
de comprender, Señor, que era tu hija
¡Edén de dones, flores de la altura!
 
Enderecé hacia Ti ¡Brújula fija
que confirmó mi fe, plena, segura
¡Vi la verdad total que nos cobija!
 

viernes, 27 de marzo de 2015

VIENTOS DE OTOÑO POR FANNY JEM WONG

Cuando los vientos otoñales,
soplen sobre los sueños
y las ideas vibren
en los planos más profundos,
más allá de lo vivido,
en la simplicidad de la muerte,
podré rehacer los cielos rotos
y las hojas amarillas.
 
Cuando mi alma flote,
más allá de mis huesos,
y mis muertes den origen
a nuevos nacimientos,
más allá de donde se inicia
la sinfonía de las esferas,
desnudaré todos mis rostros,
y finalmente seré libre...
 
Cuando los rojos soles,
se oculten por siempre
y avancen todos los muros
sobre las noches que se hunden,
más allá de mis lechos de jade,
del musgo que vistió mis espejos,
lograré aceptar la fortuna
de haber sido la Hija del Fuego.
 
Cuando mi cuerpo
se consuma entre llamas
y de mis letras solo queden
lúgubres cenizas,
más allá de mis casas en ruinas,
del murmullo de las aguas,
renaceré salvaje
de entre mis flores mustias.
 

martes, 24 de marzo de 2015

UN CANTO PARA MI MAR por Francisco García Silva

Para recordar
este mar no acaba de saberte ya crecida
reconociendo las bahías del olvido.
 
Este mar
que te ha visto recorrer todas las arenas
de la niñez.
 
Este mar
anda contando por ahí las mismas historias viejas
que nos contaba a nosotros
cuando íbamos a la playa
a ponerle nombre a las nubes
y a esconder sueños en las caracolas.
 
 

LEJOS ME IRÉ por ALBERTO ITURRIZAGA SILVA

AUNQUE LA TIERRA ENTRE YERBA QUISIERA REÍR
SOLO EL FANGO AMARGO FRIO Y GIRASOL
Y NADIE MENCIONA UNA YEDRA  PARA FREÍR
FIESTA DE MÁS EN MÁS CRISANTEMO BAJO EL SOL
 
MIL REYES Y CREACIÓN USABAN CANCOS POR TI
LINDA JAZMÍN CORONÉ TU CABELLO AL VIENTO
 MIENTRAS MIS MANOS ROSABAN TU PIEL SENTÍ
GOZO Y PRUDENTE SEGUÍ EL BELLO MOMENTO
 
SI NO ESTUVIERES EN MÍ […] HOY LEJOS ME IRÉ
ENTRE VALLES Y RÍOS VIENTOS MÁS EL GIRASOL
Y LA LLUVIA CAE AL SOL SOLEDAD VIVIRÉ
 
Y MUDO A GRITOS LLORARÉ MAS NO SENTIRÉ
HOY ANDARÉ ENTRE TINIEBLAS DO MUERE EL SOL
ENTRE DESGARRO Y FRÍA FLOR LEJOS ME IRÉ      
                                       
                
 



lunes, 23 de marzo de 2015

viernes, 20 de marzo de 2015

UNA PICAFLOR por Tania Temoche

Tus ojos gravitan
en mi regazo
y se caen a pedazos
recojo los vidrios
rotos
de tus palabras

Sólo soy
una mujer picaflor
que siempre quiere
beber de tus aguas
confundirme una noche
en tu curtida piel
enredarme con tu aliento

¡No pidas más!
no me encarceles
en los laberintos 
de tus esdrújulas.




martes, 17 de marzo de 2015

Para ser cantada por Ana María Intili

Tengo que danzar alrededor
de las palabras
sorteando tu aliento a barbarie
lascivia

descubres mi atardecer

mi boca húmeda
mis pasos hollando la historia
la triste historia
que iniciamos juntos una mañana
cuando atamos nuestro clamor
barcaza a la deriva
búsqueda inútil/sueño engolado
moscas pastando
cada aurora
cada plato
cada sábana

despertar
ignorando el sol que nos cubre
porque solo existimos
                   para ser cantadas


De “Retorno y otros poemas”

 

Aún queda todo por Irene Mercedes Aguirre

Cuando parezca que el glacial invierno
no deja sitio sino a los dolores
y no sepamos bien, ya sin candores,
 dónde encontrar  el cielo o el infierno.

Cuando el silencio pese, sin amores,
en soledad  fatal, ya sin  alterno
para llorar  el vuelo sempiterno
de aquellos seres que  no están ¡No llores!

Tu ser está amasado con la risa
de las antiguas horas  que enriquecen
tu corazón y mente , ya sin prisa.

Contigo están tu juventud ardiente,
el familiar entorno, la sonrisa
¡Y Dios, potencia que besa tu frente!




viernes, 13 de marzo de 2015

ESTOY AQUÍ, DE PIE, ESPERÁNDOTE POR IDA LUZ SOLIS MADRID

Estoy aquí, de pie, esperándote…

Todos estos años. Son solo algunas gradas
que avanzo en dos para alcanzarte
Te enviaron tan lejos y solo consiguieron
                   que se vuelvan de oro
         los hilos por los que hablamos
         Yo terminé mi servicio militar
y el trabajo para el que fui contratada
         Ya dejé surcos en las chacras,
                   huellas en los caminos,
                   mis palabras insistentes
hicieron germinar habas y duraznos,
mis lágrimas dejaron caer sin sentido
         y se emparentaron con la lluvia
                   He criado a mil niños
Les he enseñado a sobrevivir,
a reír, a encontrar agua a medianoche
Ya cumplí con mis deberes de ciudadana,
de guerrera, de guardiana de las auroras
He sido buena hija, esposa fiel, madre amorosa
         También he sido puta, pecadora, asceta
He vivido en todos los espacios del mundo
He sido ave, estrella, lombriz de tierra
         Todo lo hice para esperarte
Ese tiempo ha sido el necesario para curarme,
                   para ensayar bajar al infierno,
             para arrastrarme entre mil pecados
he recibido a todos los clientes sin distinción alguna,
                   sufrí todas las enfermedades
                            sobreviviendo a ellas
                   He peleado a puño limpio
                            Y también,
         muchas veces sin motivo y a traición
                   me patearon en el suelo
                            Ya no tengo miedo
Y ahora estoy aquí, de pie, esperándote

                                      Estoy aquí
He adquirido con el tiempo el color de la miel
   Entre mi ropa viven la noche y las estrellas
Tengo un convenio con mis diablos inquilinos
para organizarnos y tener un horario oportuno
                   Estoy como el trigo maduro:
                flexible como una cañita para el sol

                                      Estoy aquí
                                         De pie
                                      Esperándote