viernes, 18 de septiembre de 2015

EL NIÑO CIEGO por Carlos López Degregori

Yo soy el niño ciego
y sigo con mis manos una luz
que vuela
como una mariposa gigante por la casa.

Abro y cierro los dedos.
Golpeo el aire hirviente con los puños.
Rompo los ruidos, las yemas, las paredes
y saltan conmigo los cristales en un torbellino de sangre,
corren los muebles
y todos juntos chillamos en este resplandor.

Afuera la luna ciega ríe.


De “Retratos de un caído resplandor”





1 comentario :

  1. Singular modo de poetizar que me ha llegado interiormente
    saludos poeta

    ResponderEliminar